Orígenes de las normativas de Ahorro Energético
cerenblog
25th ene

2013

Orígenes de las normativas de Ahorro Energético

CERTIFICACIÓN ENERGÉTICA EN VIVIENDASEstamos en un mundo cada vez más dinámico y cambiante. Desde la revolución industrial hasta nuestros días el número de habitantes del planeta se ha incrementado exponencialmente, y todas las perspectivas indican que ese crecimiento de la población no va a detenerse. Con el aumento de la población humana se incrementa el aumento de las necesidades de esta población, en cuanto a comida, energía, transporte, bienes de consumo, etcétera. Hace escasamente treinta años se reunió por primera vez una comisión internacional de expertos para estudiar este escenario de crecimiento y como ello afectaría al medio ambiente. Esta comisión  (World Commission on Enviroment and Development) fue la encargada de redactar el informe Nuestro futuro común, mas conocido como Informe Brundtland  en el que se planteaba la posibilidad de un futuro no hipotecado por las deudas del pasado, es decir, que el desarrollo humano no sea una carga para las generaciones venideras. Este informe puso la primera piedra de lo que hoy conocemos como desarrollo sostenible y desde entonces este concepto se ha ido introduciendo paulatinamente en todos los ámbitos de la sociedad.

Hay que reconocer que la sostenibilidad esta aún dando sus primeros pasos, y sin embargo abarca infinidad de aspectos económicos, sociales, y medioambientales. Podríamos decir que bajo una visión del planeta como un sistema de relaciones, de entradas y salidas, de equilibrio y desequilibrio, el hombre es la única pieza de este sistema que tiene capacidad para regularlo. Las sucesivas cumbres para la tierra y cumbres del clima, han ido aportando en este sentido una serie de normas y recomendaciones a nivel internacional que han permitido la concienciación por parte de gobiernos y ciudadanos de la imposibilidad de seguir progresando a cualquier precio. Quizás todas las buenas intenciones surgidas al amparo del desarrollo sostenible no hubieran llegado a efecto si no se hubieran sumado las sucesivas crisis petrolíferas en oriente medio y el consiguiente encarecimiento del transporte, de los productos y en general de todos aquellos bienes que requerían consumo energético. En cualquier caso nos encontramos hoy con una cada vez mas importante colección de normativas estatales e internacionales que tienen como objetivo reducir los consumos energéticos y el uso de recursos no renovables y aunque estamos en una situación algo más optimista que hace treinta años, el desarrollo sostenible en la mayoría de los ámbitos, no pasa de la mera declaración de intenciones.

Comparte!

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


+ 1 = diez

Sin comentarios aún!

X
Este foro seguirá siendo gratuito con un solo click
Ayúdanos a mantener este foro gratuito, solo tienes que seguirnos en alguna de tus redes sociales favoritas :)
Ceren utiliza cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continua navegando entendemos que acepta su uso.